No me vengan con que no pueden apretarse el cinturón, dice senadora panista a Villa Rivera

No me vengan con que no pueden apretarse el cinturón, dice senadora panista a Villa Rivera
  • Las universidades ajustan su gasto y están abiertas a que las auditen, señala el director de la ANUIES
  • Para la presidenta de la Comisión de Educación, donde lloran está el muerto; la SEP alaba su pasión

A la exigencia de evitar la caída del
presupuesto educativo hecha por el director del Instituto Politécnico
Nacional (IPN), Enrique Villa Rivera, en representación de casi un
centenar de instituciones del sistema tecnológico, la presidenta de la
Comisión de Educación del Senado, María Teresa Ortuño, respondió: No me vengan con esa demagogia de que nadie puede apretárselo, porque donde quiera hay grasita y no se vale echarle la pelotita a Calderón.

En el mismo tono, la panista continuó: No, no, no. No me vengan
a, ¿cómo dice?: donde lloran ahí está el muerto. No, no; el dinero hace
falta, pero no sirve de nada si no hay pasión, si no hay compromiso, si
no hay decisión, si no hay vocación, si se pretende medrar y se busca
que siempre se haga la voluntad de Dios en los bueyes de mi compadre
.

Después de su intervención en la entrega de reconocimientos de
calidad a 84 instituciones de educación superior tecnológica, el
titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Alonso Lujambio,
señaló que gente como Teresa Ortuño prestigia la política, y le agradeció su inteligencia, entusiasmo y pasión.

El funcionario señaló que estarán atentos al proceso deliberativo del presupuesto, pero
en el entendido, en todo momento, de que este gobierno, por ninguna
circunstancia, por ningún motivo, ha dejado de considerar absolutamente
prioritaria la educación superior de México
.

Así, a las exigencias y reclamos de la comunidad académica de
defender los recursos del sector, Lujambio respondió con la defensa del
gobierno federal y pidió a los titulares y representantes de las
instituciones que recibieron reconocimientos no olvidar que el Presidente ha apoyado sistemáticamente la educación superior.

María Teresa Ortuño subió al estrado, pero no leyó el discurso que le prepararon porque dijo que traía algunos encarguitos.
Señaló que cuando al ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de
México (UNAM) Manuel Gómez Morín, el gobierno le recortó el presupuesto
“pa’ fregárselo”, éste renunció a su sueldo y buscó a los mejores maestros y les pidió que hicieran ese sacrificio.

Con la excusa de que al sector educativo es al que menos le han recortado, dijo que es hora de que todos
nos apretemos el cinturón y, por favor, no me vengan con esa demagogia
de que nadie pueda apretárselo, porque aunque la educación, el
desarrollo social y la salud son temas prioritarios, perdónenme, donde
quiera hay grasita y se puede cortar grasita sin llegar al músculo ni
al hueso
.

La senadora –quien apagó el micrófono al mover las manos hacia todos
lados, por lo que lamentó que el fuero no la proteja de esas cosas–
señaló que el dinero no es dinero, es sueños, es sudor, es esfuerzo.

Antes, el director del IPN, a quien Lujambio reconoció por su labor
al frente de la institución, en una ceremonia que también sirvió de
despedida, ya que su periodo finaliza el próximo 12 de diciembre, pidió
al titular de la SEP y a los legisladores su apoyo decidido en la asignación presupuestal para otorgar mayor estabilidad y certeza al quehacer de los centros educativos.

Al término de la ceremonia, el secretario general ejecutivo de la
Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación
Superior (ANUIES), Rafael López Castañares, optó por no dar su opinión
sobre las expresiones de la senadora; sólo dijo que es respetuoso de
sus comentarios.

Ante la insistencia de los reporteros, apuntó que desde hace muchos
años las universidades hacen una contención de su gasto y están
abiertas a que las auditen en lo que sea.

Durante la ceremonia, el subsecretario de Educación Superior,
Rodolfo Tuirán, reconoció el esfuerzo realizado por el sistema
tecnológico en favor de la calidad. Sin embargo, dijo que el camino por
recorrer aún es muy largo, y mientras existan instituciones de
educación superior que no logren estándares adecuados de calidad, nadie
podrá sentirse satisfecho.

http://www.jornada.unam.mx/2009/11/11/index.php?section=politica&article=013n1pol

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s