¡Viva la discrepancia!

Lo que más profundamente molesta a los enemigos
de la Universidad es el ejercicio de las libertades
democráticas de reunión, de pensamiento y
de expresión dentro de nuestra comunidad.
 Ciertamente, la Universidad aún no ha dado al
pueblo todo lo que debe darle pero su marcha es
ascendente y eso no sólo se dice sino que se
comprueba diariamente.
 ¡Viva la discrepancia, porque es el espíritu de la Universidad! ¡Viva la discrepancia porque es lo mejor para servir!

Javier Barros Sierra, 1968 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s