Defiende el rector la educación pública

Defiende el rector la educación pública

Es la mejor respuesta a quienes piensan que la solución es privatizarla: De la Fuente

Critica a los gobiernos que sólo piensan en la coyuntura

Rosa Elvira Vargas y Ángel Bolaños Sánchez

El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, y el rector de la UNAM, Juan Ramón de la Fuente, lanzaron goyas al término de la ceremonia de entrega de tarjetas de débito del Programa de Estímulos para el Bachillerato Universal 2007-2008, en la sala Miguel Covarrubias del Centro Cultural Universitario, en CU Foto: Cristina Rodríguez
 
 

Otorgar becas como lo hizo ayer el Gobierno del Distrito Federal a los estudiantes del nivel medio superior de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) significa la mejor respuesta a quienes piensan que la solución a la educación en el país consiste en privatizarla, estableció el rector de la casa de estudios, Juan Ramón de la Fuente. Y se congratuló por la existencia de gobiernos “que no piensen sólo en la coyuntura y en la inmediatez, en acciones efímeras que pueden ser atractivas”, pero que en realidad son volátiles.

Durante la ceremonia realizada en el Centro Cultural Universitario que encabezó con el jefe del Gobierno capitalino, Marcelo Ebrard, y donde estuvieron también estudiantes y padres de familia, el titular de la UNAM dijo además que la institución ha logrado demostrar en estos últimos años la equivocación de quienes sostenían que una educación pública, masiva y popular no podía ser compatible con una universidad de calidad.

La medida del Gobierno del Distrito Federal de otorgar apoyos económicos a los estudiantes de la Escuela Nacional Preparatoria y del Colegio de Ciencias y Humanidades resulta un respaldo para las funciones de esta institución, la cual trata de superarse cada día y que, “estoy seguro, lo seguirá haciendo con razones, con resultados, con apertura para el diálogo y el debate”, para demostrar que instituciones como ésta, “son absolutamente indispensables para México”, señaló De la Fuente, quien vive sus últimas semanas al frente de la UNAM.

Con las 50 mil becas formalizadas ayer por las autoridades de la ciudad de México, esta casa de estudios suma ya 65 mil para alumnos de bachillerato, pues a aquellas se suman las que ofrece la propia Universidad, la Fundación UNAM con programas como Bécalos y la Secretaría de Educación Pública. Hace siete años, la institución apenas otorgaba 600 becas para estudiantes de ese nivel educativo.

Se cumplen así, abundó, los anhelos de quienes por generaciones han pugnado por más apoyos a la enseñanza pública y representan un instrumento de equidad y de mejoría del rendimiento académico. Además, subrayó, un sistema educativo que no promueva la movilidad social está condenado al fracaso.

“Nunca antes había venido a esta Universidad un funcionario público con 53 mil becas para nuestros estudiantes”, dijo a Ebrard Casaubon al darle la bienvenida. Luego habló de la obligación constitucional del Estado de apoyar y promover una educación pública, laica, gratuita y de calidad.

Y se precisa también fortalecer el sistema público de educación del país porque, indicó, pese a sus limitaciones e insuficiencias ha demostrado que “sigue siendo el mejor instrumento para promover la capilaridad social y abatir las desigualdades que constituyen hoy el signo ominoso de nuestro tiempo”.

Al resaltar también que esos estímulos a los estudiantes evitan la deserción escolar, De la Fuente comentó: “alguien dijo alguna vez que los egresados de la Universidad no tienen trabajo. Yo le contesté que los estudiantes de la Universidad, en una proporción insospechada, trabajan desde que son estudiantes para ayudar a sostener a sus familias, trabajan a veces en condiciones que resultan verdaderamente inadmisibles para un joven que debería estar totalmente concentrado en el estudio, la cultura, el deporte; en su formación integral, que es lo que necesitamos en México, más jóvenes que tengan esa oportunidad durante esa etapa crucial de su vida”, señaló.

Y advirtió que no se puede pensar que el país podrá avanzar en los próximos años cuando solamente 25 por ciento de los jóvenes de entre 19 y 24 años tienen acceso a la educación superior, “este es el reto más grande que tenemos.

“Ojala este programa sirva de modelo, de aliciente, para que otros gobiernos den a la educación la prioridad que se le está dando en la ciudad de México”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s