Acusa Gutiérrez Vivó amago del gobierno a Monitor

Les dejo esta nota que considero relata una situación indignante, un ataque al periodismo y a la libre expresión (como tanto ocurre en nuestro país)

—————————————————————————————————————————————

México, DF.   Al recibir el Premio Nacional de Periodismo, en la categoría de noticiero radiofónico, José Gutiérrez Vivó denunció haber recibido amenazas del nuevo gobierno federal en el sentido de que verán "si se portan bien" para darles publicidad gubernamental. El conflicto de tintes económicos de Grupo Monitor se agravó el pasado 30 de noviembre, cuando salió del aire en la Frencuencia Modulada.

El periodista hizo del conocimiento público que antes de tomar posesión el nuevo gobierno, un representante  de la Presidencia de la República le transmitió el siguiente aviso: “Están castigados… Vamos a ver cómo se comportan, vamos a ver su conducta, no nos importa que transmitan la  información de esta oficina de la Presidencia, lo pueden hacer o no, no importa… y si se portan bien, en algún momento les dará una audiencia el señor Presidente para llegar a un arreglo”.

Ante los asistentes a la ceremonia organizada por el Club de Periodistas Primero Noticias, el comunicador reconoció lo delicado del hecho, "porque nunca me había tocado, en 40 años (de profesión), que antes de que se tomara posesión de un cargo, se mandara un recado" de esta naturaleza.  Esto, agregó, no lo leí, no lo escuché, sino lo vivimos quienes trabajamos en Grupo Monitor. 

Calificó también de intolerable que "a estas alturas y en este mundo que tanto se dice -es transparente y globalizado- tengamos que escuchar esta clase de mensajes que me parecen indignos de la Presidencia de la República". 

Al respecto, comentó desconocer si "quien preside la nación" sabe o no del asunto, "nada más quiero saber si el mensaje directamente es de él o de alguien más",  expresó.

A continuación, la participación íntegra del periodista Gutiérrez Vivó:

No había percibido una agresión perfectamente disfrazada y disimulada como la que estamos recibiendo desde mediados de la pasada administración. Es una agresión que tiene un modo de estilo diferente a los que también tuvimos que vivir en otras etapas, cuando éramos básicamente llamados para ser regañados y donde en algunas ocasiones, cuando dependíamos de algún empresario de la comunicación, eran amenazados con la desaparición de su medio a cambio de la desaparición de los informadores que trabajábamos en ese medio.

Ahora la situación es diferente porque la amenaza se ha convertido básicamente en una amenaza de tipo económico. De lo que se trata es de ver la forma elegante, discreta y sutil de extinguir a un medio de información que es incómodo. Y es incómodo no a quien servimos, que es el público, sino para el otro poder que somos los intermediarios con la sociedad, supuestamente es el servidor público ante la sociedad. Los medios hemos tomado una posición relevante en los últimos años, pero en la pasada administración fue el clarísimo, por lo menos en el caso de programa Monitor, el que tuviéramos que sufrir una clara presión de orden económico.

La segunda, de las tres breves, es la que llamo de tipo legaloide; en la cual no importa quién gana o quién pierde. No importa quién tiene la razón o quién tiene la ley de su lado; lo que importa es quién tiene al Presidente a su lado y quién tiene a la pareja del Presidente a su lado.

Ante este hecho, lógicamente hemos pasado tiempos muy complejos y muchas veces, ante la desinformación de lo que sucede, pero me sumo al poder confirmar que sí estamos viviendo ante lo que es algo inentendible. Somos personas que vivimos en México y que hagamos lo que hagamos debemos pugnar por que sea mejor. Hay ciertos sectores del mundo empresarial que no han comprendido realmente de lo que se trata de vivir en un país y ser ciudadano, y utilizan el poderío económico que sus consumidores les llevamos a través de nuestras compras y servicios, y lo usan para coartar –mediante la forma que señalé. La más sutil es el veto. Antes se vetaba la información de alguien –una entrevista o un espacio- y sigue sucediendo en muchos puntos del país.

Ahora se veta un medio porque no va con mi filosofía de hacer dinero al estilo que lo hago. Todo esto con la complacencia de la administración que se puede.

Todo lo anterior lo expresé durante la administración del presidente Fox, pero aprovecho para decirles que esta, la actual administración, también lo estamos viviendo.

Desconozco si realmente quien preside la nación está consiente de lo que voy a decir, pero está rodeado de algunas personas que vienen de un modelo que parece lo que se practicaba en los tiempos del PRI cuando estaba en plena picada. Se han olvidado de sus principios, de lo que los llevó al poder y lo que quieren hacer es lo mismo que hacía su antecesor, su pareja presidencial y su secretario de Gobernación en su momento.

Estoy consciente de lo que digo: nunca me había tocado en 40 años que antes de que se tomara posesión de un cargo, se mandara un recado diciendo: “Están castigados… Vamos a ver cómo se comportan, vamos a ver su conducta, no nos importa que transmitan la  información de esta oficina de la Presidencia, lo pueden hacer o no, no importa… Y si se portan bien, en algún momento les dará una audiencia el señor presidente para llegar a un arreglo”.

Esto es delicadísimo porque esto no lo leí, no lo escuché, sino lo vivimos quienes trabajamos en Grupo Monitor. Esta parte de la pinza, junto con la asfixia económica, provocada por un radiodifusor que utiliza el nombre de su padre porque así lo bautizaron, pero eso abre muchas puertas ante la ignorancia de quién es quién, porque ahora el quién es quién es solamente en cuanto a cuántos convertibles tienes, pero no en cuanto a sus prácticas éticas o inmorales. Tenemos a una empresa que todos conocemos, la cual se niega a cumplir con un juicio hecho en este país, hecho por jueces mexicanos y leyes mexicanas, y todo solapado por quien ya mencioné.

Y a eso le sumamos una actitud, quiero pensar que no es reflexionada, de tratar de ir limpiando la casa de los medios que incomodan la forma en que yo quiero gobernar, porque así me lo asesoran y como estoy muy ocupado, no tengo tiempo de meterme en detalles.

A final de cuentas se trata de un ataque contra la sociedad, porque nosotros servimos a la sociedad, por lo menos eso queremos, y porque al final de cuentas de lo que se trata es de navegar en un mar libre de todo lo que me puede estorbar.

Creo, a estas alturas, y con el precio que se ha pagado de vidas, con el precio que se ha pagado de muchos años de infinidad de situaciones que, a ustedes (auditorio) no les tengo que explicar, en revistas, en diarios, en semanarios, en radio y televisión, creo que es una vergüenza que no se puede tolerar, por lo menos por mi persona; simplemente no busco apoyos que luego se malentienden, pero es intolerable que a estas alturas y en este mundo que tanto se dice que es transparente y globalizado, tengamos que escuchar esta clase de mensajes que me parecen indignos de la Presidencia de la República y de quien perfectamente sé quién nos los envió.

Desconozco si quien preside la nación lo sabe o no, y no –repito- estoy dándole la vuelta. Nada más quiero saber si el mensaje directamente es de él o de alguien más.

Agradezco mucho la energía, en estos instantes, que los propios periodistas hagan el reconocimiento de otros periodistas en un país donde, y creo que es un ejemplo de lo que está ocurriendo esta mañana.

Muchísimas gracias a nombre de todos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s