Relato de mi asistencia a la marcha por la democracia por:Ximena Gutiérrez V.

LA MARCHA MÁS GRANDE EN LA HISTORIA POLÍTICA DEL PAÍS

 

-Relato de mi asistencia a la marcha por la democracia el domingo 16 de julio

 

“Fue un encuentro multitudinario pero ordenado, resuelto pero pacífico, opositor pero sin miedo. En este reconocimiento caben todos: no hubo provocaciones de los seguidores de Felipe Calderón ni agresiones de los lopezobradoristas. Ni un solo acto de vandalismo ni un brote de violencia se reportaron en el centro de la ciudad, donde muchos comercios permanecieron abiertos. Tal vez sea un dato menor, pero destaca un hecho fundamental: los manifestantes no son vándalos ni revoltosos, sino ciudadanos que ejercen sus derechos políticos.” Editorial de La Jornada 17/07/06

“El Zócalo y sus alrededores se pintaron de amarillo perredista, pero también hubo otros colores, no sólo de los integrantes del PT y Convergencia, sino de ciudadanos sin partido e inclusive familias que se citaron a desayunar antes de las 8 de la mañana en los restaurantes y hoteles cercanos.”  La Jornada 17/07/06

 “No queremos, no necesitamos, no le concedemos un sitio a la violencia. En 2005 con el intento patético del desafuero y en 2006 con la exigencia de la rendición de AMLO la violencia ha sido la actitud y el instrumento de la derecha, una violencia ideológica, de mentiras y compra de voluntades, y calumnias y mentiras grotescas, y difamaciones y fraudes hormiga. De este lado hay respuestas críticas, a veces ideológicamente desmesuradas o francamente necias, pero que en su conjunto no equivalen en virulencia y alcances mediáticos al menos oído o visto de los espots radiofónicos y televisivos del PAN y el empresariado”. Carlos Monsiváis y Sergio Pitol 16/07/06

“Si esta causa fuese únicamente política su significado sería localizable en demasía, pero las movilizaciones provienen también de una certeza ética y moral, y esto explica su continuidad razonada y pacífica”           Carlos Monsiváis y Sergio Pitol 16/07/06

 

—-

Hay personas que piensan que todo este asunto se trata de un berrinche, de la incapacidad de un candidato (Andrés Manuel) de aceptar resultados que no le son favorables. En la marcha a la que asistí el domingo, no pude más que comprobar que se trata de un movimiento legítimo, histórico y con una causa que, desde luego, incluye el apoyo a un candidato pero que también va más allá de cualquier favoritismo.

 

La cita era a las once de la mañana en el museo de antropología e historia para posteriormente marchar al zócalo. Debo admitir que son escasos mis conocimientos de las rutas del metro, también soy “inexperta en marchas”, no tenía una idea clara de cuál era el recorrido de la marcha. Aún así, una amiga y yo decidimos aventurarnos; De lo único que teníamos certeza era de que debíamos bajarnos en la estación “Sevilla” y que para llegar ahí teníamos que realizar un “trasbordo” (nosotras veníamos de la línea Taxqueña). A mi me preocupaba la posibilidad de que nos confundiéramos y que finalmente no llegáramos al punto donde queríamos. Al subir al vagón del metro esa angustia quedó olvidada.

 

Los vagones del metro estaban llenos de personas vestidas de amarillo o con algún distintivo que indicaba que se dirigían a la marcha. Cuando llegó el momento de cambiar de línea del metro, no hubo problema pues muchos murmuraban “aquí transbordamos para llegar a Sevilla”. Lo único que tuvimos que hacer mi amiga y yo fue seguir a los de amarillo.

 

Fue cuando caminábamos a través de los pasajes del metro, cuando sentí el entusiasmo de la marcha por primera vez. A pesar de que aún no salíamos a la calle, al punto de reunión, la gente coreaba en los pasillos y vagones del metro porras: “Voto por voto, casilla por casilla”.

 

Finalmente llegamos a Sevilla y nos incorporamos a todos los que marchaban sobre Reforma. En seguida me percaté del ambiente festivo y pacífico. Me sentí entusiasmada al ver a tantas familias (que incluso llevaban a su perro), niños, estudiantes, trabajadores, profesores universitarios, campesinos, personas de todo el país y también extranjeros que protestaban. Yo nunca había marchado sobre Reforma, tampoco mi amiga, y a pesar de que ninguna de las dos portábamos algo que hiciera referencia al PRD o al “peje”, en el momento en que vi la civilidad de la movilización me di cuenta que me encontraba completamente convencida y alegre de estar ahí. “¡mira! Esto es una fiesta” mencionó mi amiga mientras marchábamos.

 

El contingente estaba repleto de ingeniosos carteles, disfraces, carruajes,  había también hasta pequeñas escenografias, que montaba  la gente, para burlarse de algunos personajes o situaciones y expresar su descontento. Todo mundo tomaba foto y video, yo lamenté mucho no haber llevado mi cámara.

 

Al llegar al caballito había una pantalla gigante que transmitía lo que ocurría en el zócalo mientras iniciaba la asamblea informativa. Cuando pasamos frente a la pantalla  anunciaron que el intelectual Carlos Monsiváis estaba arribando al zócalo (ese mensaje me emocionó) quedé impresionada al ver en la pantalla que, a pesar de que faltaba alrededor de una hora para que diera inicio la asamblea informativa, el zócalo ya se encontraba colmado.

 

Continuamos nuestro camino con dirección al zócalo. En la alameda se estaba exhibiendo una exposición que se había inaugurado el sábado anterior. En la exposición participaban numerosos artistas visuales, caricaturistas, ilustradores, escritores, etc. que haciendo uso de su creatividad, plasmaban en un cartel o en una frase su reclamo (relacionado con el proceso electoral).

 

Abrirse paso resultaba cada vez más difícil, fue entonces cuando me di cuenta de la magnitud de asistentes, yo estimaba que éramos el doble que en la asamblea pasada (ahora sé que efectivamente éramos poco más de un millón). La alameda, bellas artes, las calles aledañas al zócalo estaban llenas de integrantes de la movilización.

 

Mientras esto sucedía, a mi amiga le hablaban constantemente sus papás por teléfono. Sus papás estaban en desacuerdo con que ella asistiera a la marcha por la democracia. Mi amiga se mostraba un tanto molesta por la situación porque, después de todo, la marcha estaba transcurriendo en un ambiente impecablemente pacífico.

 

En parte entiendo a sus papás, porque mediante la cultura o las campañas del miedo se ha establecido la idea de que las movilizaciones van acompañadas de violencia, de vagos y revoltosos que no tienen causa más que la de destruir. En este caso en especial, la campaña panista por supuesto que no ha dudado en dar a entender que AMLO es un revoltoso que solo convoca a miles de personas para desestabilizar al país violentamente, etc…(ya sabemos todo lo que se dice). Lo anterior, sin duda, asusta, pero habría que ir a una de estas movilizaciones (como la del domingo) para constatar que se trata de una resistencia PACÍFICA.

 

Y ya que estoy tocando este tema, me viene a la mente el comercial que recientemente sacó el PAN (siguen teniendo dinero para pagar tiempo en TV). El comercial hace un reconocimiento al proceso electoral, a los mexicanos que votaron y termina diciendo “México quiere paz”  haciendo alusión, desde luego, a que ya no hagan más alboroto tanto Andrés Manuel como sus seguidores.

 

Efectivamente ¡México quiere paz!… y también TRANSPARENCIA y RESPETO.

¿O qué pretenden al decir “México quiere paz”? ¿Qué nos quedemos callados? ¿ Qué no seamos críticos y hagamos un ejercicio de análisis y  que no pidamos que se resuelvan las dudas en torno al proceso? ¿Qué no exijamos respeto a los ciudadanos?.

 

¿Qué insinúan en su comercial con la frase “México quiere PAZ”?. ¿Insinúan que los que asistimos a las movilizaciones somos unos violentos?.

 

Los panistas terminan expresando en su comercial: “México quiere paz”. Pero ¿Qué no son ellos los que iniciaron una campaña contra el adversario, que era todo menos pacífica?. ¿Acaso no se le llama violencia a la acción de clasificar a AMLO, junto con los millones que votamos por él,  como “un peligro para México”?

 

 

 

En fin, regresando a mi relato de la marcha, logramos filtrarnos hasta el zócalo para estar presentes en el inicio de la asamblea informativa. En la tarima estaban presentes numerosos artistas e intelectuales, entre ellos: Elena Poniatowska, Carlos Monsiváis, Sergio Pitol, Héctor Bonilla, Daniel Giménez Cacho, la cantante Eugenia León.

 

No voy a hacer una crónica de la asamblea ni todo lo que dijeron porque eso lo pueden consultar en muchos periódicos. A mi lo que me gustaría compartir, más que nada, es mi experiencia.

 

El acto lo iniciaron Sergio Pitol y Carlos Monsiváis (ni siquiera necesito decir quienes son). Carlos Monsiváis dio lectura al discurso que había preparado junto con Sergio Pitol. Lo anterior me emocionó mucho, pues yo considero que dos personalidades tan importantes y reconocidas en el ámbito cultural mundial, de cierta forma dan validez al movimiento.

 

Posteriormente AMLO hizo su participación, terminando así la movilización del domingo.

 

 

         Conclusiones personales sobre la movilización

 

–>Yo estoy de acuerdo y soy partícipe de la resistencia ciudadana que plantea el movimiento, siempre y cuando se entienda como una presión pacífica que busca que se limpie la elección y se aclaren las dudas, y NO como una presión para EXIGIR se reconozca el triunfo de AMLO o cualquier candidato por encima de los procesos legales.

 

–>“Voto por voto casilla por casilla” considero que sería muy favorable no sólo para un posible triunfo de Andrés Manuel, también le sería favorable a Calderón para disipar dudas y sobretodo para evitar que se quede con el estigma del “candidato que llegó a la presidencia mediante un proceso electoral con irregularidades”.

 

–>El tribunal es quien tiene la última palabra en todo este asunto, él decidirá si habrá un “voto por voto, casilla por casilla”. Andrés Manuel ha señalado que si el tribunal delibera que se cuente voto por voto y aún así el resultado no le favorece, lo aceptará y no llamará a más movilizaciones pacíficas. Él dice que aceptará el resultado (cual sea) mientras se cuente voto por voto. Lo aceptará y ya no habrá mas movilizaciones, ahí se acaba el asunto, sin embargo, ha manifestado que aunque acepte los resultados y ya no haga movilizaciones ni protestas , descalificará la elección.

 

Con lo anterior estoy de acuerdo. ¡No se asusten! con “descalificar” no se refiere a que va a hacer más protestas o "desestabilizar" al país, a lo que él se refiere es que esta elección fue inequitativa en el sentido de que hubo un abierto apoyo del presidente al candidato del PAN, algunos sectores empresariales beneficiaron a Felipe Calderón, AMLO fue víctima de una larga guerra sucia (desde el desafuero), etc. Por lo tanto, aunque ya no haya movilizaciones ni nada, Andrés Manuel nunca afirmará que estas fueron unas elecciones limpias.

 

Estoy de acuerdo porque si la sociedad deja testimonio de su inconformidad, es decir, “descalifica” (reprueba) todos los aspectos negativos de este proceso electoral, es muy probable que en las próximas elecciones tengamos un proceso mucho más limpio y sin las deficiencias por las que tanto se protestó en estas elecciones.

 

 

                                                                                                                                         Ximena Gutiérrez V.

 

*nota: les dejo aquí en el blog el texto de Carlos Monsiváis y Sergio Pitol leído en el zócalo, por si gustan echarle un ojo (también puse fotos que alcancé a tomar con mi cel).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Relato de mi asistencia a la marcha por la democracia por:Ximena Gutiérrez V.

  1. Sergio dijo:

    Hola, aunque no te conozco, siendo también colega ingeniero, tus comentarios son más que acertados.  ¡Cómo hicieron falta ideas como las que acabas de plasmar en tu blog para que la gente cerrada que mas por odio a AMLO que por otra cosa, decidió votar por Calderón (sin importarles que va a mantener las estructuras que han fregado a los más jodidos del país), hayan escuchado las razones por las cuales se hizo tanta protesta contra el turbio proceso electoral.  En fin, ojalá y puedas ser algún día escritora en algún medio de más difusión.  Saludos cordiales y seguimos en resistencia civil pacífica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s